Archivo de la categoría: Juguetes

International 1972, carrocería Blue Bird


International 1972
Colección de Enrique Delgado
Carrocería Blue Bird
Universal de Transportes, Bogotá
Escala 1:20

Les presento parte de la colección de Enrique Delgado, residente en Bogotá, quien adquirió estas obras de Germán Espitia, hacedor. Disfrutemos y inflémonos de envidia ante tal tesoro. Una palabras de Enrique Delgado:

Estos modelos que ven los colecciono mas no los fabrico. El hacedor de estas réplicas es el señor Germán Espitia, en Bogotá. Algunos Buses Históricos de Bogotá

Esta colección de buses la inicié hace tres años, debido al acelerado proceso de chatarrización de esos modelos como parte del plan de nuevas troncales de TransMilenio, y de la implementación del nuevo sistema de transporte en Bogotá. Así que, una manera de documentar la historia del transporte, fue iniciar esta colección con los buses y busetas más representativos. Todos son de la Universal de Transportes, la más grande de la ciudad y la que históricamente tiene los vehículos mejor arreglados.

Cada bus tiene los colores de acuerdo con la época desde 1966 hasta 1998, (colores de la empresa, servicio metropolitano, servicio TSS, servicio ejecutivo, servicio intermedio, servicio corriente) y están hechos sobre modelos reales que encontramos junto con Don Germán. Igual con los de Expreso Bolivariano. En el caso del bus de turismo, ese el bus que servía como ruta de mi colegio hasta séptimo grado.

Por otro lado, los Tonka los colecciono desde 1979 cuando tenía dos años y otros los fui consiguiendo en el Mercado de las Pulgas en Bogotá y por Ebay.

Bolivariano del 76

Bolivariano del 78

Dodge del 72

Anuncios

Carro de la basura, Búfalo – Orlando Villamil

Continúa el tema más exitoso en el blog, los jugutes antiguos. Hoy, Orlando Villamil. nos aporta su colaboración.

“Tuve  la suerte de tener juguetes de aquella gran época y de los cuales hoy guardo algunos con mucho cariño y nostalgia. Estos juguetes son una conexión directa entre el niño de esos años y el hombre que hoy en día soy

PD. Bueno se me ocurrió la idea de acompañar el carro de basura Búfalo, con un Mazinger Z. Por supuesto, recuerdo latente también de esos viejos años con tan tremendo programazo de TV”.

Fabuloso encuentro de un tesoro – Juguetes Búfalo y Navidad

Miren, pues, la joya de colección que nos envió un nuevo lector. Colaboración de Néstor Gerardo Nieto, Bogotá.

“Corrían los 70, vivíamos en Puente Aranda, Bogotá. Allí se desarrollan estos bellos recuerdos. Estudiaba mi primaria en el Liceo Francisco José de Caldas; mi madre, Carmen Elisa Espinosa, costurera, nos regalaba ropa, zapatos y juguetes en navidad; juguetes de industrias plásticas Gacela: camioncitos de ganado, militares, volquetas y de gaseosa. En una navidad me regaló la camioneta ranchera de Gacela; la disfruté al máximo pues cargaba de todo. Mi padre Manuel Nieto –QEPD-, amante de la milicia, me regalaba soldados de plástico, aviones  y camiones militares. El primero que recibí de él es el carrito pequeño de industrias Búfalo, luego otro más grande. Una tía me regaló el camión Ford, de Juguetes Navidad y mi madre otro igual (el de trompa azul) ¡Cómo los disfrute! -se nota por el estado-; estos tres me llegaron el mismo año.

Los problemas económicos llegaron a la familia y nos tocó vender la casa de Puente Aranda y trasladarnos a una casa pequeña en Fontibón. Yo tendría 15 años cuando guardé estos juguetes en cajas, aunque mi Papá insistía en que los regalara, cosa que no hice. Ya en Fontibón, los guardé en un altillo que tiene esta pequeña casa donde se quedaron guardados hasta hace unas semanas.

El jeep Nissan, de la extinta fábrica de juguetes de hojalata Juguetal Ltda., me lo regaló mi madre, le costó $198 pesos cuando al pasar el primer año de bachillerato me becaron en el colegio Nacional Nicolás Esquerra. En la época de Esquerrista, me hice amante de las arte marciales y me aficioné por el aeromodelismo y estas bellas joyas quedaron en el olvido. Después llegó la universidad y en fin…

Hoy, lleno de nostalgia y leyendo los artículos publicados en este blog, me lleno de emoción al  verlos publicados. Te agradezco, Carlos, la oportunidad que nos diste a estos niños de 30 y 40 y tantos años por leerte y disfrutar de tus crónicas”.

Continúa, Néstor: “Complementando el tema, estaba buscando un artículo hace un mes, quería aprender a soldar holalata y depronto me encontré con tu blog, lo leí y me emocioné al ver las fotos y los comentarios. Yo sabía que tenía esos tesoros y recordé que estaban el altillo. Un fin de semana busqué una escalera y al altillo fui a parar, con linterna en mano y, a veces en la boca, pensé que solo había unos pocos y los encontré”.

Ver más juguetes en otros post relacionados…

En busca de un tesoro escondido: Juguetes Navidad

Esos bellos juguetes de hojalata – Jugetes Navidad

Tesoros en el zarzo – Juguetes antiguos

Nostalgia de hojalata – Juguetes Navidad

Me llegó el traído

Este blog me ha dado y me sigue dando grandes alegrías, además del honor de conocer personas grandes y sencillas. A todos ustedes ¡GRACIAS!

Gracias a mi amigo Mario, que me ha traído colores, prensa alemana, además de su poderosa amistad y sus llamadas. A Eliana Vahos, por la prensa de Holanda y el espresso. A Vanessa Ríos Escobar, por la prensa de Kasajistán, Praga, entre otras y el espresso. A Claudia Patricia Ávalos, por la prensa de Hong Kong. A Patricia Lebrum, mochilera que me ha traído prensa de Rusia, India, Dubai, Perú, China, España, Francia, Emiratos Árabes, entre otras, y los demás detalles. A Alberto Mejía Vélez y Cecilia, por su gran sencillez, y su maquinita de moler; buñuelos y chocolate. A Ángela Chavarriaga, por los periódicos de Los Ángeles y las chocolatinas.

Hoy, también agradezco el reciente traído que me deja rendido ante la grandeza de mis lectores, su amplitud y sus detalles. Héctor Giraldo ha sido alguien que encontró en este blog, cómo compartir su ser con otras personas y ha ampliado su generosidad con los demás. Héctor, hace poco me pediste la dirección de residencia, pero no sabía que me iba a llegar ese gran regalo que me ha dejado sin aliento por lo que significa: cuatro carros de juguete marca Navidad (Fotos), tan cotizados en este blog. Héctor: ¡GRACIAS! Espérame en Gómez Plata…

Héctor tiene una propuesta: “Buenas noches amigos; les comento que tengo varios modelos de juguetes Navidad nuevos y en sus cajas originales ¡NO TIENEN PRECIO! (Muy escasos). Les propongo, a los interesados, un trueque: los cambio por juguetes nuevos para regalar en esta navidad a los niños pobres de mi región. Los interesados me escriben al correo hgiraldm@hotmail.com

En busca de un tesoro escondido: Juguetes Navidad

Aporte de Héctor E. Giraldo

“Viajé de Medellín a Ipiales, Nariño; en busca de un tesoro escondido: los carros de Juguetes Navidad que un comentarista del blog había visto por esas tierras en abril de 2010. Suerte la mía al llegar a este lugar y luego de buscar por más de 150 locales, encontré el preciado tesoro de mi vida. Allí estaban esas joyas entre varios juguetes modernos. No imaginan la emoción ante tal hallazgo ¡no lo podía creer! Le pregunté a la dueña del negocio por el precio y su respuesta me sorprendió: $6.000 ¡no lo creía! habían tres y no sé cuánto dinero di por ellos. Creo que los pagué a $10.000 o más, lo cierto es que la señora se puso muy contenta por la venta y hasta me daba las gracias por el dinero pagado.

Seguí mi búsqueda y unos locales más abajo encontré otro ejemplar de estos a $7.000 y le compré cinco carros que tenía. La primera señora a la que le compré, me comentó que estos carros los traían de Medellín, de una bodega que quedaba de la fábrica de Juguetes Navidad. Me dirigí a la cacharrería en Ipiales donde ella me dijo que los compraba y desafortunadamente no me dieron razón de estos carros.

Sigo pensando que existe en Medellín, una persona que los distribuye. Averiguaré”.

Fotos del lugar y la persona que vende estos tesoros.

Tesoros en el zarzo – Juguetes antiguos

Hay gente feliz, rica, boyante, plena. Hay gente con prospectiva que guarda tesoros desde la niñez. Luego, sabe que lo que hoy es basura, desperdicio, estorbo, objeto inútil, luego será oro, riqueza, recuerdo, riqueza y llanto. Es el caso de mi especial invitado: Diego Fernando Sedano, dueño de la presente colección de juguetes. Sin más palabras y con una envidia gigantezca, los dejo con él.

“Comparto con los lectores, los triciclos y carritos a pedal que logré esconder en las jornadas de limpieza en mi casa paterna. Además de otros que decidí comprar en anticuarios para restaurarlos y así conformar, una pequeña  colección. ¡Que los disfruten!”. Diego Fernando Sedano Camargo.